Cuando la humanidad comenzó su desarrollo, muchos fueron los medios que se usaron para conseguir los objetivos propuestos. Tanto químicos como naturales, los productos se han desarrollado siempre en beneficio de los hombres y hemos buscado alternativas para combatir condiciones insatisfactorias, tanto del ambiente como del propio organismo.


Una de las cuestiones que a través del tiempo ha sido preocupación, y contado con un lugar legítimamente ganado, es la moda. El cuidado y adorno de la imagen personal de cada uno es vital para lograr deleite personal, ayuda a alcanzar ciertos estados de ánimo y en ocasiones, de manera indiscutible, aporta ciertas ventajas. Por eso todos nosotros intenta sacar provecho de su figura, ya sea siguiendo las modas imperantes -siempre que queden bien- o encontrando estilos personales adecuados con el físico.


Entre las tendencias que han cobrado gran auge en los últimos tiempos encontramos el uso de barba para los hombres. Lo mejor de este estilo es que difícilmente quede mal en una fisonomía, la clave es encontrar el tipo que corresponda a tu rostro y, voilà!, puedes llegar a ser irresistible.


Contar con vello facial espeso y copioso puede traerte ciertas ventajas, pero lamentablemente no todo es color rosa. Hay ciertos caballeros que no cuentan con niveles de crecimiento adecuados, o que cuentan con zonas vacías y despobladas de cabello. Si estos chicos buscan conseguir una barba lustrosa, acudirán a cualquier recomendación para obtenerla. La buena noticia es que sí existen métodos para hacer crecer la barba.


Como se ha puesto muy de moda el uso de lo natural, hay varias recomendaciones y remedios caseros para triunfar en el empeño de tener dicho atributo en el rostro, que dicen garantizar un efecto rápido y evidente. Ya que hay un gran número de personas buscando lograr este propósito y se supone que estas opciones son mucho más económicas, estas sugerencias han conseguido calar en el escenario popular. Así que te ofrecemos una lista de algunas de estas sugerencias. Luego sacamos conclusiones.


Entre los más mencionados en los sitios de la internet podemos encontrar el uso del tomate, limón y la canela. Con el tomate, se supone que hacer una mascarilla ayuda a mantener la piel limpia, que hidrata y retira las impurezas. Se indica licuar un tomate con un poco de agua, aplicar durante 20 minutos y retirar con agua tibia. Repetir cada 2 días. Ahora bien, aunque el tomate contiene vitaminas B1, B2, B5 Y C, que son beneficiosas para la piel y el organismo en general, no se ha comprobado que tenga ningún efecto estimulante en el crecimiento del vello facial o el cabello.


La mezcla de limón y canela se recomienda aplicar con las manos, dejar 30 minutos y retirar con agua fría y jabón. Usar 4 veces por semana, durante la noche, pues el contacto con el sol puede manchar la piel. La canela tiene efecto vasodilatador y antiinflamatorio, lo cual puede ayudar a mantener los poros del rostro en condiciones perfectas para la salida del cabello. Pero con respecto al crecimiento, poco o nada se ha probado de sus propiedades.


Lo mismo sucede con el proceso de exfoliación del rostro con limón y azúcar. La exfoliación es un método que ayuda a la limpieza y purificación del cutis, mediante el retiro de células muertas. Esto mantendrá tu piel en condiciones óptimas y le dará suavidad; el limón contiene vitamina C, que aportará elasticidad y vigor. Será beneficioso para los poros, dejando el paso libre para que el cabello continúe su desarrollo, pero ello no significa que lo hará crecer mejor o más rápido. Para ello, poner dos cucharadas de azúcar y agregar el jugo de medio limón. Aplicar la mezcla con movimientos circulares sobre el rostro húmedo, dejar 5 minutos y enjuagar.


Del mismo modo se ha hablado de la cebolla, la cual se puede exprimir para sacar el jugo, o aplicar directamente una capa. Se supone que aplicar este remedio en la zona de la barba y dejar que actúe durante la noche, hará de tu rostro un bosque frondoso en poco tiempo. Pero además del olor, que puede resultar insoportable y difícil de eliminar, esta especie no ayudará al crecimiento de tu barba; aunque sí tiene importantes propiedades antisépticas.

 

 

Como derivados naturales también se elogian los resultados de aceites esenciales, entre ellos el de bergamota y el de eucalipto. Se cree que estos pueden hacer que los pelos alcancen un mayor grosor, dando volumen para que la barba se vaya formando. Lo que sí puedes conseguir con ellos es mayor humectación y suavidad en la zona donde los apliques.


Incluso se ha hablado de los beneficios del rasurado constante para alcanzar mayor crecimiento y espesor, y algunos sitios aseguran que los frutos de usar remedios naturales para crecer la barba pueden observarse en una semana.


En realidad, todos estos no son más que mitos que derivan el mercado al uso de productos de este tipo, por encima de los químicos. No se trata de que no funcionen -se mencionó con anterioridad una serie de beneficios que sí traen-, pero no existe base científica, clínica y comprobada que acredite su efectividad para dichos fines. Además, en tan poco tiempo es imposible notar cambios en la forma de crecimiento del cabello, puesto que demora alrededor de un mes para crecer un centímetro.

En cambio, alternativas poderosas y con historial de investigaciones que prueban su validez son el alfatradiol y el minoxidil. Estas moléculas activas en el producto que elijas, con un poco de paciencia y voluntad, sí te permitirán alcanzar una barba que envidiaría el mismísimo Odín.