El ser humano siempre ha usado la ayuda de productos para acomodar su imagen a conveniencia y gusto particular; la forma y posición del cabello ha jugado un papel fundamental en la imagen de hombres y mujeres a través del tiempo. Esto ha estado asociado históricamente a sociedades donde la imagen venía ligada con fuerza a la posición social, o sea: lucir perfecto era sinónimo de solvencia y riqueza. Pero las tendencias de la moda se han hecho, con el paso del tiempo, cada vez más multitudinarias; sobre todo para la imagen masculina, dadas las diferentes tendencias por las que ha pasado, es de vital importancia que el pelo se mantenga en su lugar, tal y como lo queremos. No importa si se trata de rizos indomables o de una melena bastante manejable: siempre hay algún mechón que se escapa del control estricto en el que queremos que quede nuestro peinado.

 

Las mujeres se enfrentan a problemas similares, pero al tener casi siempre el cabello largo batallan más bien con algún vello rebelde que se sale de lugar constantemente.

En la búsqueda de soluciones viables a estos problemas de apariencia, en el siglo XX apareció, en alguna parte de nuestro planeta (sobre la cual las fuentes no se ponen completamente de acuerdo), un producto que ganó rápida popularidad, tanto entre hombres como entre féminas. Es lo que más tarde se conocería como Gel, aunque también fue conocido por marcas comerciales. El principal objeto del producto es mantener el cabello en su lugar y aportar brillo, fija el peinado y hace que la cabellera se vuelva rígida. De esta manera ganó su posición en el mundo como privilegiado de estilistas y aquellos que se toman muy en serio la disposición del cabello.

Con la aparición de peinados más elaborados y rígidos, el uso de este tipo de productos se volvió viral. El cabello aplastado hacia atrás, los mohicanos, los conocidos pinchos de mechones inmóviles hacia arriba, cabellos “desordenados” con cuidado o pulcramente amoldados, todos necesitan la ayuda de esta elaboración para mantener el aspecto deseado durante largo tiempo.

La rigidez que brinda el gel depende en algunas marcas de la numeración que tenga: a mayor número, mayor “dureza”. Los números menores se limitan a dar más bien un aspecto de humedad. Pero es innegable que permite mantener el control de los peinados por largos períodos y agregan un toque chic y moderno a la imagen. Incluso en algunos casos vigorizan el cuero cabelludo, con una combinación de ingredientes orgánicos y diversas hierbas con características nutritivas, propiedades que absorberá el cabello desde su raíz. También existe la opción del color temporal, para aquellos que no pueden teñirse de forma permanente y que buscan lucir, por un tiempo determinado, su imagen un tanto agresiva, mostrando colores intensos y en la mayoría de los casos, de aspecto poco natural.

Ahora bien, el uso excesivo de esta mercancía puede traer efectos desastrosos en nuestro cabello, pues por lo general con fabricados a base de alcohol y otros productos químicos corrosivos, que absorben la humedad del cabello, y lo hacen débil y quebradizo. Entre los efectos secundarios de usar esta ayuda con demasiada frecuencia están el cabello seco y deshidratado, la caída de este, problemas de caspa y daños profundos. También es responsable del cambio de color y la aparición prematura de canas. Aunque en la actualidad, cada vez con más frecuencia, los geles se procesan evadiendo estos materiales perniciosos.

Como alternativas inteligentes para dominar el peinado y no sufrir este tipo de daños, están las pomadas de gel a base de agua, que evitarán el sufrimiento del cabello por ingredientes corrosivos. Entre las mejores opciones que ofrece el mercado mexicano encontramos el Gel Pomada para peinar cabello, de la marca local Mel Bros Co. Este es un producto que no contiene alcohol y posee pH neutro. Con estas características, no reseca el cabello, además de aportar textura y brillo.
El artículo en cuestión contiene una combinación de activos de pomadas con base de agua, lo cual significa que, esencialmente, ayudará con la hidratación del cuero cabelludo, además de ofrecer visualmente una textura húmeda en el peinado. No es este un gel común, pues posee extra ligereza y suavidad, aportando espesura y volumen al cabello. Se secará en el cabello y endurecerá, para mantener el aspecto impecable durante todo el día.

Al igual que el resto de los productos de la compañía, el gel pomada para peinado se reactiva con agua (permite volver a estilizar el cabello con solo la aplicación de un poco de agua) y se enjuaga convenientemente. El nivel de fijación y dureza dependerá de la cantidad de producto a utilizar. Su fórmula tiene en cuenta todos los tipos de cabello y las necesidades de cada uno. Al ser Mel Bros Co. una empresa enfocada en el cuidado de la imagen masculina, su mercancía responde a las necesidades de los caballeros más exigentes, ofertando un perfecto balance entre calidad-precio, además de un cien por ciento de garantía de calidad sobre los ingredientes empleados en el proceso de fabricación.

De la elección del producto más conveniente dependerá la imagen que proyectes públicamente, además de los cuidados y detalles que tengas contigo mismo. Ten en cuenta que tu cabello responderá mejor a mayor calidad del producto con que lo trates, y es esta la mejor opción para conseguir el peinado que deseas. Atrévete a invertir en la mejor versión de ti mismo, tomando siempre en cuenta los beneficios que te propone una empresa que se preocupa por el deleite de esos clientes que depositan en ella toda su confianza.